O’Connell Street, un hito dublinés

Esta calle difiere mucho de los planes originales del aristócrata irlandés Luke Gardiner, quien adquirió los terrenos en el siglo XVIII para construir una grandiosa zona residencial en torno a una elegante avenida central.

Sus proyectos duraron poco ya que la construcción en 1790 del puente Carlisle (ahora O’Connell Bridge) transformó la calle en la principal arteria norte-sur de la ciudad. A esto se añadió la destrucción de varios edificios durante el alzamiento de 1916 y la guerra civil irlandesa.

A partir de la década de 1960, muchos de los antiguos edificios fueron reemplazados por el cristal y los rótulos de neón de los establecimientos de comida rápida, los locales de ocio y los grandes almacenes.

Sin embargo, aún quedan edificios centenarios como la Oficina Central de Correos (1818), el hotel Gresham (1817), los almacenes Clery’s (1822) y el Royal Dublin Hotel . La mejor forma de contemplar la mezcla de estilos arquitectónicoses es dar una vuelta por el paseo central.

En el extremo sur se alza un enorme monumento a Daniel O’Connell, inaugurado en 1882. La calle, que durante el siglo XIX, se llamaba Sackeville Street, recibió en 1922 el nombe de O’Connell.

Más arriba, casi frente a la Oficina Central de Correos, se encuentra la estatua de Jame Larkin (1867-1943), dirigente de la huelga general de 1913. La siguiente estatua representa al padre Theobald Mathew (1790-1856), fundador del Movimiento Pionero por la Abstinencia.

En el extremo norte de la calle se halla el obelisco dedicado a Charles Stewart Parnell (1846-1891), líder del Home Rule Party y conocido como el “rey sin corona de Irlanda”.

Por último, en O’Connell Street está el Monumento of Light, en el lugar que ocupaba la estatua del almirante Nelson. Es una espiral de acero en forma de cono, con luces desde su base, de 3 metros de diámetro, hasta la parte superior, de 10 centímetros, lo que produce un curioso efecto óptico a una altura de hasta 120 centímetros.

Foto vía Capitales del mundo

1 ComentarioDejar un comentario