Comer en el Dublín georgiano

unicorn restaurant

El Dublín georgiano es una de las zonas con más solera e historia de la capital de Irlanda. Aquí existen numerosos locales donde poder comer o cenar a lo largo del día. Os dejo una selección de ellos.

1º. Dax (Upper Pembroke Street):

Olivier Meisonnave, el antiguo maitre de Thornton’s, se asoció con el chef irlandés Pol  Ohéannraich para abrir este elegante restaurante rústico que toma el nombre de su ciudad natal, al norte de Biarritz. Está en un sótano luminosos con gran aforo para que todo el que lo desee pueda degustar una lubina con puré de apio, rollitos de cerdo con jamón serrano o un risotto de trufas.

2º. Dunne & Crescenzi (Frederick Street):

La gente del Bar Italia ha conseguido otro éxito en esta zona de la ciudad con este restaurante italiano especializado en vinos. Se puede escoger entre dos pastas del día, antipasti y bruschettas aderezadas con aceite de oliva y una gran variedad de vinos italianos.

3º. Canal Bank Café (Upper Lesson Street):

Se trata de un bistró de gran nivel regentado por Trevor Browne. Son imprescindibles el lenguado negro, la langosta y el fantástico pastel de carne Brooklyn.

4º. Bang Café (Merrion Row):

Es uno de los restaurantes más recomendables de Dublín, reconocido como “Bib Gourmand” (buena comida a precio asequible) por la guía Michelín. El chef Lorcan Cribbin prepara un menú variado que incluye pichón asado y su delicioso John Dory con langostinos. También destacan sus postres.

5º. Peploes (Stephen’s Green):

El alboroto que causó la apertura de este local de Barry Cany en 2003 todavía no se ha acallado. Buenos platos a precios asequibles, mantienen a la multitud contenta, pero es el bullicio del ambiente lo que hacen que vuelvan una y otra vez.

6º. Unicorn (Merrion Row):

Comer el sábado al mediodía en el Unicorn ha sido una tradición dublinesa durante los últimos 50 años entre profesionales de los medios de comunicación, políticos y abogados. A mediodía se puede optar por el bar de antipasti, en tanto que por la noche el menú ofrece los clásicos italianos.

Foto vía Taste of Ireland